« Gilberto Barros

Gilberto Barros posts

Sergio e ai? Ronaldo Bentto Rafael Acesso Restrito Gilberto De Abreu Almeida Marcos Barros
INCRÍVEL! Você vai se surpreender com a habilidade dessas crianças asiáticas no violão!
1 month ago
Otavio Bacon Thiago Sousa Dirani Filho Lorena Barros Gilberto Araujo
Timeline Photos
SIGA a METROPOLITANA FM no INSTAGRAM instagram.co
1 month ago
Gilberto
Gilberto Barros está enviando Parafuso de Cobre grátis de Presente!
Gilberto Barros está enviando Parafuso de Cobre grátis de Presente para você. Aceite e envie outro em retribuição.
1 month ago
Arlan
Lauriete Emociona Gilberto Barros no "Sábado Total" - 27/10/2012
Curta nossa Fan Page e receba mais vídeos como este: https://www.facebook.com/cinegospeltv A Cantora Cristã "Lauriete", Participou neste sábado do programa "...
1 month ago
Valéria Fernando Paiva, Josivan Fernando, Laís Fernandes, Luiz Fernando Medici Neto, Carla Fernanda Agostinho Zambelli, Maria Fernanda, Fernando Luiz Baldioti Baldioti, Cláudio Fernandes, Fernando Garcia, Ana Paula Fernandes, Fernanda B. Gerheim, Luiz Fern Read more ... ando Sirimarco Jr., Fernanda Krepker, Fernando Mitterhofer, Fernanda Marcato, Lorenzo Fernandes, Fernando Gaio, Bárbara Fernandes, Fernanda Oliveira, Fernanda Ferreira Lima, Fernanda Silva Alves, Fernando Moura, Márcio Fernandes Borssato, Gilson Fernandes, GIl HOrta Rodrigues, Teresinha Gil, GIl HOrta Celebrante, Gilberto Ribeiro, Gilberto Cantarino, Robson D Carvalho, Robson De Paula, Robson Terra, Márcio Guerra, Márcia Barros Vilella, Marcia Bail Barroso, Márcio Bezerra, Marcio Samu, Marcio Pinheiro, Marcio Sartes, Marcio Dornelas, Márcio Antônio Deotti Ibrahim, Marcio Aureliano, Marcilene Stephan, Marlene Teixeira, Marlene Alves de Souza, Iracema Soares, Iracema Soares, Andréia Hansen, Andreia Soares, Andreia Felipe, Andre Hansen
Timeline Photos
Jessé... LaboraTrixx Dee Jay
1 month ago
Os
1 month ago
Milton https://www.youtube.com/watch?v=Z2bGk09nSoQ
1 month ago
Guilherme Votação para substituir o leão de Narnia pelo Gilberto Barros SIM
1 month ago
Gilberto
¡Gilberto tiene un Dragón barro nuevo!
¡Descubre esta impresionante criatura y crea tus p
1 month ago
Jandson :( :O
Renata Maciel Agra
Muitos pensam que e fácil nossa vida ne! Ontem na volta da gravação do programa gilberto barros o Sabado Total, mais um livramento de Deus. A van bate em uma carreta e um ônibus bate na traseira da van, só tem uma explicação para estarmos vivo Read more ... Deus e presente conosco.
1 month ago
Leonardo o/
Timeline Photos
E Hoje Estamos Realizando Os 15 ANOS Da Banda Caly
2 months ago
Rodrigo João Victor Borges e Victor Camargo
Acorrentado em Você - Gilberto Barros
video do meu amigo Gilberto Barros cantando um grande sucesso, Acorrentado em Você. uma música e uma coreografia Seeennnnsacionallll !!!
2 months ago
Ivone Jean Augusto Bridi
Mobile Uploads
Trilha perdidos, aos que não foram só lamento! Mui
2 months ago
Reginaldo
Lauriete Emociona Gilberto Barros no "Sábado Total" - 27/10/2012
Curta nossa Fan Page e receba mais vídeos como este: https://www.facebook.com/cinegospeltv A Cantora Cristã "Lauriete", Participou neste sábado do programa "...
2 months ago
Gilberto
¡Gilberto tiene un Dragón barro nuevo!
¡Descubre esta impresionante criatura y crea tus p
2 months ago
Sidney Acho que é a hora do Gilberto Barros entrar logo em cena...
2 months ago
Gilberto
Gilberto Barros está enviando Telhas grátis de Presente!
Gilberto Barros está enviando Telhas grátis de Presente para você. Aceite e envie outro em retribuição.
2 months ago
Bloque
Héctor Olivares – Proyecto para asistir adictos en SeDroNar: Mesa intersectorial para prevenir adicc
La iniciativa surgió luego de la charla contra el flagelo de la droga que se realizó auspiciada por el diputado nacionalHéctor Olivares (UCR – La Rioja). Acciones concretas se llevarán a cabo entre los jóvenes como modalidad de prevención. Read more ...   Con la participación de autoridades educativas, policiales, religiosas, sanitarias, concejales de la región, diputados provinciales y una vasta cantidad de público que colmó las instalaciones del centro de jubilados de Aimogasta, se desarrolló la actividad que sirvió como puntapié inicial para la conformación de una mesa departamental para la prevención de adicciones.   “Los intereses de la droga son grandes y de poderosos”, resumió el diputadoOlivares en el cierre de la jornada de prevención y se esperanzó en que “no es imposible de vencer si toda la comunidad aunamos fuerzas sin banderías políticas, todos juntos podemos derrotarlo”. Al mismo tiempo indicó que trabajará en un proyecto de ley que baje la edad para asistencia de adictos del SEDRONAR, ya que en la actualidad el mínimo es de 18 años y los jóvenes hoy comienzan a consumir a temprana edad.   “La droga ataca a los sectores más vulnerables y nuestros jóvenes se encuentran presos de éste flagelo que los obliga a delinquir para poder comprar el veneno que los está matando. Por eso agradezco a todos los presentes su compromiso, éste es un día histórico porque estamos atacando el mal más grave de nuestros jóvenes”, resaltó Olivares.   Las disertaciones de la jornada estuvieron a cargo de los licenciados Sebastián Cutrona, Viviana Avila y Mercedes Cáceres quienes brindaron un panorama crítico sobre narcotráfico y sus consecuencias en la población. El derrumbe del círculo familiar del adicto fue lo más preocupante para los profesionalesquienes a su vez pidieron tratar al consumidor como un enfermo y no como un delincuente como sucede en la actualidad.   Los presentes acordaron resaltar la falta de políticas públicas destinadas a los enfermos que sufren adicción a los estupefacientes, como así también de centros capacitados para la internación efectiva y ambulatoria de los mismos. Rescataron el accionar del SEDRONAR (Secretaría de Programación para la Prevención de La Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico) pero concluyeron en que “es insuficiente ya que no cuentan con los presupuestos adecuados”.   Entre las autoridades que asistieron se pudo contar a los diputados provinciales de Fuerza Cívica Riojana Marta de León y Walter Cruz, la Jueza de Instrucción Dolores Lazarte, la Concejal María Luisa Pereyra y su par de Castro Barros Diego Castro, la Supervisora de la Zona VI María Elena Herrera, el Director del Hospital San Nicolás Gilberto Ruiz Martínez y su equipo técnico conformado por los licenciados José Herrera y Marina Caroso, el Jefe de la Unidad Regional Crio. Insp. Fabián Bordón y la Presidenta de la Juventud Radical Provincial Claudina Rodríguez.  
2 months ago
Monique
História da Rádio Caiari
Com este pequeno vídeo você terá um conhecimento da Rádio Caiari, uma rádio que já fez 52 anos de história, marcou a vida de Porto Velho - Rondônia e de muit...
2 months ago
Sergio
Gilberto Barros - Fernando Mendes - A Desconhecida
Um grande sucesso desse extraordinario cantor
2 months ago
Adélia
História da Rádio Caiari
Com este pequeno vídeo você terá um conhecimento da Rádio Caiari, uma rádio que já fez 52 anos de história, marcou a vida de Porto Velho - Rondônia e de muit...
2 months ago
Leny Regis Denese
Timeline Photos
Amanhã a partir das 15:00hs na Rede TV, com Gilber
2 months ago
Gilberto
Gilberto Barros está enviando Sistema de Ventilação grátis de Presente!
Gilberto Barros está enviando Sistema de Ventilação grátis de Presente para você. Aceite e envie outro em retribuição.
2 months ago
Willian ai Vitor Hugo Bruno Araujo Marques Jefferson Reis
AFC - Aspera Fighting Championship
CARD AFC 8 (14/06) - PARANAGUÁ / PR. SUBMISSION -65KG PIRULITO (EVOLUÇÃO THAI) x BRUNO OLIVEIRA (OCS) -66KG ANDRE PINHEIRO (BARBAROS BJJ) x FLAVIO SILVA (EVOLUÇÃO THAI) -66KG RAFAEL FELIPPI (TEAM NOGUEIRA) x MAGNUN MAX (EVOLUÇÃO THAI) -70KG R Read more ... OGER CUNHA (MC BATTLE) x ALLAN PIERRE (EVOLUÇÃO THAI) -73KG MATHEUS TON TON (M. TEAM) x LORENZO RODRIGUES (ASTRA FIGHT TEAM) -75KG JEAN VILLABLANCA (BARBAROS BJJ) x CAIO BARROS (TEAM NOGUEIRA) -83KG THIAGO BEL (EVOLUÇÃO THAI) x HUGO MATHEUS (OCS) +100KG BRUNO BLINDADO (EVOLUÇÃO THAI) x JEAN NAKAMURA (OCS) MUAY THAI AMADOR -70KG FELIPE TAMIELO (TEAM NOGUEIRA) x MARCELO BAPTISTA (STRIKERS HOUSE) -66KG DIEGO SANTIAGO (BARBAROS BJJ) x ARTHUR VIEIRA (EVOLUÇÃO THAI) MMA AMADOR -55KG DOUGLAS MENDES (OCS) x LUCAS AMARAL (CÃES DO RINGUE) -57KG BRUNO SILVA (KING SHARK MMA) x DAVID SANTOS (OCS) -57KG JEAN MAXIMILIANO (TEAM NOGUEIRA) x ANDERSON BARROS (STRIKERS HOUSE) -60KG WILLIAM SANTOS (MC BATTLE) x WILLIAM LIMA (ASTRA FIGHT TEAM) -60KG VITOR HUGO (MC BATTLE) x ALAN LEAL (KING SHARK MMA) -61KG ALEX INDIO (GILE RIBEIRO) x GILBERTO JUNIOR (OCS) -66KG JEFERSON REIS PARÁ (EMPORIUM TEAM) x BRUNO ARAUJO (MC BATTLE) -66KG MICHEL (CÃES DO RINGUE) x RAFAEL LIMA (OCS) -70KG ALISSON MENDES (FREESTYLE) x WENDELL YURI (TEAM NOGUEIRA) -70KG JUNIOR SEPULTURA (BARBAROS BJJ) x OZEIAS TEIXEIRA (STRIKERS HOUSE) -73KG WILLIAM PINHEIRO (TEAM NOGUEIRA) x OTACILIO CENA (KING SHARK MMA) -74KG VINICIUS KOSCHEK (EMPORIUM TEAM) x CHRISTIAN FERREIRA (CAES DO RINGUE) MMA PRO -66kg BRUNO NABARRO (OCS) x JOÃO PEDRO (POLACO TEAM MMA) -61kg GEISYELE NASCIMENTO (PINHEIRO MMA) x KARINE SILVA (ASTRA FIGHT TEAM) -70kg MAURICIO BAD BOY (KING SHARK MMA) x CRISTIANO BAD (POLACO TEAM MMA) -70kg ALEX LEKO (ASTRA FIGHT TEAM) x DIEGO PEDRA (POLACO TEAM MMA) -61kg KAMILA GOMES (GOMES SANDA) x TAILA SANTOS (AFT) -80kg STEVEN NEWELL (ASTRA FIGHT TEAM) x MAURI SILVA (POLACO TEAM MMA) -PESADO JUNIOR ALBINI (ASTRA FIGHT TEAM) x MORRIS ALBERT (SHOTOBUSHIN)
2 months ago
Bruxo AVISO !!!!!!!!!
Timeline Photos
WILLLIAN GIRASSOL SÁBADO NO PROGRAMA GILBERTO BARR
WILLIAN GIRASSOL LANÇA SEU MAIS NOVO LIVRO ( SEGREDOS OCULTOS)
2 months ago
Vox
ASI SE HIZO LA CRONICA DEL CARNAVAL
      …Y llegaron los Gaiteros…   Así se hizo el premio Ernesto Mc Causland   Por Alfonso Hamburger   El jurado del premio de periodismo a la mejor crónica del carnaval de Barranquilla  decidió por unanimidad concederme el primer lugar Read more ... en la modalidad de internet, con el tema…Y llegaron los gaiteros, publicado por el portal  Las  2 Orillas… En mis cortas palabras de agradecimiento dije que el principio de la música era la gaita y que este no era un homenaje para mi primo Ernesto Mc Causland sino un homenaje que Mc Causland le sigue haciendo a la labor de contar historias musicales. Porque Ernesto vivía con pasión el periodismo y disfrutaba el día a día del carnaval, pero trabajando, echando el cuento, tomando fotografías.   Aun lo recuerdo, al primo, de dos metros de altura, sentado a mi lado, en la banca de la derecha de la segunda fila, en el Teatro Amira de la Rosa, donde  entregan el premio en su honor cada año.  Yo estaba sentado allí desde que Juan Gossain, que era el gran atractivo, empezó a hablar y a tomar whisky con el muchacho Brito. Mi primo llegó encandilado en la oscuridad, al tanteo, y se ubicó a mi lado sin reconocerme. Allí estuvo un largo rato, en actitud intelectual, con su cara demacrada y mirando la escena sin ninguna emoción. Me preocupó verlo tan indiferente y cadavérico, pero aun conservando el rictus de belleza cautivante, impactante en la altura, hasta tal punto que estuve a punto de abandonar el lugar sin que él se diera cuenta que era yo quien estaba a su lado. Al terminare la función se prendieron las luces. Le toqué la pierna derecha y se volteó con ese ademan suyo de jirafa elegante,  y me dijo, con aquella emotividad: -         ¡ Hola primo…! ¿Cómo está el Mc Causlita de  Sucre? Fue la última vez que nos vimos. Era Febrero de dos mil doce y él murió en noviembre. Algunos dijeron que yo era el más indicado para recibir su legado de la crónica y que por eso me decía así ( Mc Causlita), pero otros advirtieron que no tenían que compararme con nadie, pues cada quien tiene su estilo y mi estilo es el de la gaita, nada más. Él era un tipo universal. Yo aún sigo en el patio, de donde me pesa salir. Vivo en un hueco y allí me siento feliz. Y como la intención, esa noche del premio era contar como se había logrado esa instancia, me ubiqué cronológicamente en el veinticuatro de noviembre, día que en Santa Cruz de Lorica, celebran el natalicio de otro amante del carnaval, David Sánchez Juliao, en cuyo honor se convoca el Premio Nacional de literatura Manuel Zapata Olivella, que tuve la oportunidad de ganar hace un año con la novela Yolanda de Los Vientos. Para escribir unas palabras  de recibimiento busqué  y encontré como Manuel llegó al pueblecito de San Jacinto en busca de lo gaiteros por recomendación de Clemente Manuel Zabala, primer jefe de redacción del periódico El Universal de Cartagena. Estaban borrachos, con las manos embetunadas de barro, porque acababan de enterrar a un compadre. Toño Fernández, quien era el jefe de la tribu, fue un gran cantador de zafra.  Al día siguiente, del que ya han transcurrido más de sesenta años, estaban tomando avión para emprender la gira más larga que artista colombiano alguno haya realizado alrededor del mundo.  Lo más curioso del cuento es que los gaiteros jamás le tuvieron miedo a la aventura, ni a la distancia ni a los idiomas ni al enredado  hablado de los gringos. Cuenta Manuel Zapata Olivella, que Juan Lara, el gaitero mayor, a quien habían rescatado en Magangue, donde se dedicaba a empañetar casas, una vez entró al avión le echó una mirada de curiosidad y dijo: -         ¡ Jeff, pero yo pensé que esta pendejadita era más grande! Mi relación con los gaiteros de San Jacinto ha sido desde mi nacimiento. Cuando abrí los ojos lo primero que escuché fueron aquellas voces desgarradas y huracanadas de los hermanos Escobar, que en la vereda de Bajo Grande, convertían la fiesta en un maratón interminable. San Jacinto estaba a veintitrés kilómetros más arriba y Toño Fernández quiso integrarlos al grupo que se llevó Zapata Olivella, pero eran hombres que no se movían del monte. Solo salieron cuando llegó la violencia, a morir del olvido en San Jacinto. Hoy solo queda Avelino, casi rayando los cien años. Terminado mi bachillerato en 1979, no tenía muy claro lo que iba a estudiar, pero un viaje en 1980 a Sucre- Sucre, donde Gabo hizo cosas que yo también hice por primera vez pero que me reservo, me aclaró la decisión de matricularme en la carrera de Comunicación Social en Barranquilla, donde me presenté en febrero de 1981. Los 100 aspirantes a periodistas, aquella mañana entramos atropelladamente al primer salón, en el cuarto piso de la Universidad Autónoma del Caribe. El profesor que nos atendió para la inducción, tan joven como nosotros, estaba sentado como cualquier artista, sobre el espaldar de una silla, en actitud burlona. La  única pregunta para los cien primíparos anhelantes de conocimientos fue por qué queríamos ser periodistas, una carrera tan mala que cuando se moría uno había que recogerles para el cajón. Beatriz Naar, Jeannine Delgado Villa y Doris Bolívar querían ser como Gloria Valencia de Castaño. Miguel García y Fidel Castro fingían la voz de Edgar Perea. Jairo Olivera y Rogelio Consuegra amaban a Fabio Poveda. Yo amaba a Andrés Landero a Adolfo Pacheco y a los Gaiteros de San Jacinto. .. ¿ Y el Monito, el que está allá como escondiéndose por qué quiere estudiar periodismo? Pregunto el profesor. Yo quería que la tierra me tragara, pero di el frente y con honestidad o más bien con ingenuidad clarividente, respondí: -         Yo soy de un pueblo que ya no es un pueblo, sino un mito, que no tiene agua ni alcantarillado, donde se va la luz cada vez que el cielo lagrimea, de donde son unos gaiteros que le han dado varias vueltas a la bolita del mundo, pero que se están muriendo de hambre y de viejos. El profesor- Gilberto Marenco better, que así se llama- me interrumpió, ahora menos burlón, para preguntar: -         ¿Aja y tú que puede hacer? Le dije, muy tímido aun: “Yo puedo divulgar su historia, que se conozcan más” El profesor, tratando de arreglarse la melena hirsuta con la mano, se tiró del taburete y sentenció, aún más burlón: -         ¡Para eso no tienes que ser periodista, sino político! Lo Gaiteros de San Jacinto empezaron a  morirse en la década de los 80. Pedro Nolasco Mejía, Manuel Cerpa, Manuel Mendoza, Juan Lara y Toño Fernández fueron desfilando ante la ganchuda, todos casi en el abandono. A Juan Lara le hicieron una recolecta para una casa, pero el acto fue tan mal organizado, que lo doscientos mil pesos que dio el Gobierno, se gastaron en un baile de la sociedad en el Club de Leones, con el maestro Lucho Bermúdez. Un político, para remendar la maroma- pues su partido estaba quedando en ridículo- donó diez mil pesos, los que alcanzaron  para comprar la última casa del pueblo, en el barrio El lloradero. Allí fui a visitarlo varias veces con Raúl Gómez Alandete, el Lobo. No tenía hijo, mujer ni quien se condoliera del pobre viejo. Y como no tenía plata empezó a comerse la casa. El tendero de la equina, quien le mandaba para el diario, se pagó la cuenta al quedare con la casa. Había sido el mejor gaitero del mundo, quien deja una pieza sublime de la composición gaitera: la acabaciòn de Juan Lara, una especie de orgasmo múltiple, que parecía presagiar hasta donde iba a llegar. José Lara alcanzó a llevar su gracia  de monte hasta el dos mil dos, soltando el alegre para soplar la gaita hembra. Con él y Toño Fernández, que había muerto en 1988, parecía irse la gaita toda. En el Festival de Gaitas de Ovejas, donde empezó a mostrarse una gaita más briosa, afectada por la influencia del vallenato, los conjuntos tradicionales empezaron a ocupar los últimos puestos. Entre diez grupos, un año sucedió que eliminaron a las Diosas de la gaita (unas modelos sucreñas) y a Los Gaiteros de San Jacinto. La gaita que iba de carrera salía de las universidades. Ya no tenían callos en las manos, llevaban camisas sin cuello y areticos en las orejas. Todo aquello que Toño criticaba en sus versos (Las muchachas de hoy en día usan  y cintillo y peineta, la pollerita curtía…) empezó a relucir en los nuevos gaiteros. ¡Si él, que era purita y engreído, se levantara de su tumba, moriría otra vez de infarto! Alguna vez le presentaron a Roberto Calderón, el de Luna San Juanera y tras echarle una mirada y comprobar su baja estatura, le dijo: -         ¡Jeff, tu no eres ningún Calderón, eres apenas un Calderito! Para Toño lo más importante era la gaita. Algunos músicos podían tocar maricaditas como guitarra y piano, pero gaitero no eran. Yo escribía un libro incierto cuando Numas Armando Gil Olivera aparece con el proyecto  “Mochuelos Cantores de lo Monte de María la alta”, el cual desbaraté para que el filósofo entrara en defensa de los vencidos. La historia  habitualmente la escriben los vencedores y a los gaiteros había que ponerlos a vencer con su arte. Se suman voces como la de Julio Alandete desde del Sena, entre otras, como la Armada Nacional, que generan escuelas. Estaban sembrando en una tierra fértil y harinosa donde los vástagos se pegan aun parados sobre la pared del rancho. El San Jacintero nace con predisposición para el arte, especialmente para la música, pero el Coronel de la Armada se llevó un chasco: en Ovejas no quisieron inscribir al grupo de niños que llevó, aduciendo que en San Jacinto la gaita se había acabado con la muerte de Toño Fernández. Eso fue en dos mil cuatro, cuando la región se debatía en medio de la guerra del paramilitarismo y la guerrilla. En el dos mil siete los gaiteros ganan el premio Grammy Latino al mejor Álbum Folclórico de la Academia Lara, posteriormente un  Congo de Oro en el carnaval de Barranquilla. Y como si fuera poco Juan Chuchita Fernández Polo, sobrino de Toño, gana el Premio Nacional de Cultura en la modalidad de vida y obra el año pasado. En la historia aparece Lucho Betancur Arrieta, un san Jacintero que se desplazó como el viejo Miguel a Barranquilla, buscando consuelo, paz y tranquilidad. De ochenta años, al morir hace dos meses, Betancur llevaba 60 en Barranquilla, donde organizaba parranditas al frente de su casa de la calle 74, aprovechando el parquecito del frente. Los domingos de carnaval eran para ellos. Al aire libre y sin cobrar más allá de la vaca para el sancocho de carne salada y la botella de trago, invitaban a Los gaiteros, a Andrés Landero y Adolfo Pacheco. Durante quince años el encuentro de colonias (pues llegaba gente provinciana de todo el viejo Bolívar Grande) fue como un San Jacinto en Barranquilla.   Cierta vez, para resguardar a las personalidades que llegaban al lugar, debido a que estaban matando a mucha gente en la región, se les ocurrió cercar la parranda y cobraron la entrada. Descubrieron que el negocio era bueno. Vinieron algunas diferencias por el reparto y porque a uno de los organizadores no le dejaron entrar gratis a la novia. La fiesta no solo se dividió en tres, sino que perdió la esencia sabanera, porque empezaron a invitar a vallenateros comerciales. El año pasado no vine a la fiesta de colonias del carnaval, pero empecé a hacer una crónica radial con la pregunta: ¿Qué se llevaría usted de la sabana al carnaval de Barranquilla? La repuesta fue impresionante. El ochenta por ciento de la expresiones del carnaval provienen del viejo Bolívar Grande: Los gaiteros de san Jacinto, Los Corraleros de Majagual, Totò La Momposina, Las farotas de Talaigua Nuevo, El compae Menejo, El Flecha, El Pachanga, La Banda Juvenil de Chochó, La 19 Marzo de Laguneta, Alfredo Gutiérrez, Lisando Meza, Rodrigo Rodríguez, el Compae Pello, El des compositor de San Jacinto,  Reynaldo Ruiz, entre muchos otros además de la gastronomía, la artesanía, la danza de los negritos y de los goleros,  con el porro y el fandango a la cabeza, entre otras expresiones son un arenal de alegría. Para narrar la historia nos acompañó Cachan, un personaje dicharachero creado por Carlo Barraza Alandete, que todo lo dice en  versos. La crónica ganó el Primer Premio de Periodismo Ernesto Mc Causland  Sojo  en el año dos mil trece. Para este año me le pequé  literalmente a Los Auténticos Gaiteros de San Jacinto, dirigidos por Pascual Castro Fernández y pude ver de cerca las peripecias que hacen y las cosas que padecen para llegar a los escenarios, pero a la vez percibir la alegría de verlos hacer bailar hasta las piedras, sin temor a la aventura como en aquel primer viaje en avión cuando a Juan Lara eso le pareció una “pendejadita”. ¡Ah,  mi querido profesor, aun no milito en ningún partido político, porque soy el ayombero eterno de los gaiteros de San Jacinto!. Barranquilla, Mayo 15 de dos mil catorce.      
2 months ago
Hamburger
ASÍ SE HIZO LA CRÓNICA DEL CARNAVAL
      …Y llegaron los Gaiteros… Así se hizo el premio Ernesto Mc Causland Por Alfonso Hamburger   El jurado del premio de periodismo a la mejor crónica del carnaval de Barranquilla  decidió por unanimidad concederme el primer lugar en la Read more ... modalidad de internet, con el tema…Y llegaron los gaiteros, publicado por el portal  Las  2 Orillas… En mis cortas palabras de agradecimiento dije que el principio de la música era la gaita y que este no era un homenaje para mi primo Ernesto Mc Causland sino un homenaje que Mc Causland le sigue haciendo a la labor de contar historias musicales. Porque Ernesto vivía con pasión el periodismo y disfrutaba el día a día del carnaval, pero trabajando, echando el cuento, tomando fotografías.   Aun lo recuerdo, al primo, de dos metros de altura, sentado a mi lado, en la banca de la derecha de la segunda fila, en el Teatro Amira de la Rosa, donde  entregan el premio en su honor cada año.  Yo estaba sentado allí desde que Juan Gossain, que era el gran atractivo, empezó a hablar y a tomar whisky con el muchacho Brito. Mi primo llegó encandilado en la oscuridad, al tanteo, y se ubicó a mi lado sin reconocerme. Allí estuvo un largo rato, en actitud intelectual, con su cara demacrada y mirando la escena sin ninguna emoción. Me preocupó verlo tan indiferente y cadavérico, pero aun conservando el rictus de belleza cautivante, impactante en la altura, hasta tal punto que estuve a punto de abandonar el lugar sin que él se diera cuenta que era yo quien estaba a su lado. Al terminare la función se prendieron las luces. Le toqué la pierna derecha y se volteó con ese ademan suyo de jirafa elegante,  y me dijo, con aquella emotividad: -         ¡ Hola primo…! ¿Cómo está el Mc Causlita de  Sucre? Fue la última vez que nos vimos. Era Febrero de dos mil doce y él murió en noviembre. Algunos dijeron que yo era el más indicado para recibir su legado de la crónica y que por eso me decía así ( Mc Causlita), pero otros advirtieron que no tenían que compararme con nadie, pues cada quien tiene su estilo y mi estilo es el de la gaita, nada más. Él era un tipo universal. Yo aún sigo en el patio, de donde me pesa salir. Vivo en un hueco y allí me siento feliz. Y como la intención, esa noche del premio era contar como se había logrado esa instancia, me ubiqué cronológicamente en el veinticuatro de noviembre, día que en Santa Cruz de Lorica, celebran el natalicio de otro amante del carnaval, David Sánchez Juliao, en cuyo honor se convoca el Premio Nacional de literatura Manuel Zapata Olivella, que tuve la oportunidad de ganar hace un año con la novela Yolanda de Los Vientos. Para escribir unas palabras  de recibimiento busqué  y encontré como Manuel llegó al pueblecito de San Jacinto en busca de lo gaiteros por recomendación de Clemente Manuel Zabala, primer jefe de redacción del periódico El Universal de Cartagena. Estaban borrachos, con las manos embetunadas de barro, porque acababan de enterrar a un compadre. Toño Fernández, quien era el jefe de la tribu, fue un gran cantador de zafra.  Al día siguiente, del que ya han transcurrido más de sesenta años, estaban tomando avión para emprender la gira más larga que artista colombiano alguno haya realizado alrededor del mundo.  Lo más curioso del cuento es que los gaiteros jamás le tuvieron miedo a la aventura, ni a la distancia ni a los idiomas ni al enredado  hablado de los gringos. Cuenta Manuel Zapata Olivella, que Juan Lara, el gaitero mayor, a quien habían rescatado en Magangue, donde se dedicaba a empañetar casas, una vez entró al avión le echó una mirada de curiosidad y dijo: -         ¡ Jeff, pero yo pensé que esta pendejadita era más grande! Mi relación con los gaiteros de San Jacinto ha sido desde mi nacimiento. Cuando abrí los ojos lo primero que escuché fueron aquellas voces desgarradas y huracanadas de los hermanos Escobar, que en la vereda de Bajo Grande, convertían la fiesta en un maratón interminable. San Jacinto estaba a veintitrés kilómetros más arriba y Toño Fernández quiso integrarlos al grupo que se llevó Zapata Olivella, pero eran hombres que no se movían del monte. Solo salieron cuando llegó la violencia, a morir del olvido en San Jacinto. Hoy solo queda Avelino, casi rayando los cien años. Terminado mi bachillerato en 1979, no tenía muy claro lo que iba a estudiar, pero un viaje en 1980 a Sucre- Sucre, donde Gabo hizo cosas que yo también hice por primera vez pero que me reservo, me aclaró la decisión de matricularme en la carrera de Comunicación Social en Barranquilla, donde me presenté en febrero de 1981. Los 100 aspirantes a periodistas, aquella mañana entramos atropelladamente al primer salón, en el cuarto piso de la Universidad Autónoma del Caribe. El profesor que nos atendió para la inducción, tan joven como nosotros, estaba sentado como cualquier artista, sobre el espaldar de una silla, en actitud burlona. La  única pregunta para los cien primíparos anhelantes de conocimientos fue por qué queríamos ser periodistas, una carrera tan mala que cuando se moría uno había que recogerles para el cajón. Beatriz Naar, Jeannine Delgado Villa y Doris Bolívar querían ser como Gloria Valencia de Castaño. Miguel García y Fidel Castro fingían la voz de Edgar Perea. Jairo Olivera y Rogelio Consuegra amaban a Fabio Poveda. Yo amaba a Andrés Landero a Adolfo Pacheco y a los Gaiteros de San Jacinto. .. ¿ Y el Monito, el que está allá como escondiéndose por qué quiere estudiar periodismo? Pregunto el profesor. Yo quería que la tierra me tragara, pero di el frente y con honestidad o más bien con ingenuidad clarividente, respondí: -         Yo soy de un pueblo que ya no es un pueblo, sino un mito, que no tiene agua ni alcantarillado, donde se va la luz cada vez que el cielo lagrimea, de donde son unos gaiteros que le han dado varias vueltas a la bolita del mundo, pero que se están muriendo de hambre y de viejos. El profesor- Gilberto Marenco better, que así se llama- me interrumpió, ahora menos burlón, para preguntar: -         ¿Aja y tú que puede hacer? Le dije, muy tímido aun: “Yo puedo divulgar su historia, que se conozcan más” El profesor, tratando de arreglarse la melena hirsuta con la mano, se tiró del taburete y sentenció, aún más burlón: -         ¡Para eso no tienes que ser periodista, sino político! Lo Gaiteros de San Jacinto empezaron a  morirse en la década de los 80. Pedro Nolasco Mejía, Manuel Cerpa, Manuel Mendoza, Juan Lara y Toño Fernández fueron desfilando ante la ganchuda, todos casi en el abandono. A Juan Lara le hicieron una recolecta para una casa, pero el acto fue tan mal organizado, que lo doscientos mil pesos que dio el Gobierno, se gastaron en un baile de la sociedad en el Club de Leones, con el maestro Lucho Bermúdez. Un político, para remendar la maroma- pues su partido estaba quedando en ridículo- donó diez mil pesos, los que alcanzaron  para comprar la última casa del pueblo, en el barrio El lloradero. Allí fui a visitarlo varias veces con Raúl Gómez Alandete, el Lobo. No tenía hijo, mujer ni quien se condoliera del pobre viejo. Y como no tenía plata empezó a comerse la casa. El tendero de la equina, quien le mandaba para el diario, se pagó la cuenta al quedare con la casa. Había sido el mejor gaitero del mundo, quien deja una pieza sublime de la composición gaitera: la acabaciòn de Juan Lara, una especie de orgasmo múltiple, que parecía presagiar hasta donde iba a llegar. José Lara alcanzó a llevar su gracia  de monte hasta el dos mil dos, soltando el alegre para soplar la gaita hembra. Con él y Toño Fernández, que había muerto en 1988, parecía irse la gaita toda. En el Festival de Gaitas de Ovejas, donde empezó a mostrarse una gaita más briosa, afectada por la influencia del vallenato, los conjuntos tradicionales empezaron a ocupar los últimos puestos. Entre diez grupos, un año sucedió que eliminaron a las Diosas de la gaita (unas modelos sucreñas) y a Los Gaiteros de San Jacinto. La gaita que iba de carrera salía de las universidades. Ya no tenían callos en las manos, llevaban camisas sin cuello y areticos en las orejas. Todo aquello que Toño criticaba en sus versos (Las muchachas de hoy en día usan  y cintillo y peineta, la pollerita curtía…) empezó a relucir en los nuevos gaiteros. ¡Si él, que era purita y engreído, se levantara de su tumba, moriría otra vez de infarto! Alguna vez le presentaron a Roberto Calderón, el de Luna San Juanera y tras echarle una mirada y comprobar su baja estatura, le dijo: -         ¡Jeff, tu no eres ningún Calderón, eres apenas un Calderito! Para Toño lo más importante era la gaita. Algunos músicos podían tocar maricaditas como guitarra y piano, pero gaitero no eran. Yo escribía un libro incierto cuando Numas Armando Gil Olivera aparece con el proyecto  “Mochuelos Cantores de lo Monte de María la alta”, el cual desbaraté para que el filósofo entrara en defensa de los vencidos. La historia  habitualmente la escriben los vencedores y a los gaiteros había que ponerlos a vencer con su arte. Se suman voces como la de Julio Alandete desde del Sena, entre otras, como la Armada Nacional, que generan escuelas. Estaban sembrando en una tierra fértil y harinosa donde los vástagos se pegan aun parados sobre la pared del rancho. El San Jacintero nace con predisposición para el arte, especialmente para la música, pero el Coronel de la Armada se llevó un chasco: en Ovejas no quisieron inscribir al grupo de niños que llevó, aduciendo que en San Jacinto la gaita se había acabado con la muerte de Toño Fernández. Eso fue en dos mil cuatro, cuando la región se debatía en medio de la guerra del paramilitarismo y la guerrilla. En el dos mil siete los gaiteros ganan el premio Grammy Latino al mejor Álbum Folclórico de la Academia Lara, posteriormente un  Congo de Oro en el carnaval de Barranquilla. Y como si fuera poco Juan Chuchita Fernández Polo, sobrino de Toño, gana el Premio Nacional de Cultura en la modalidad de vida y obra el año pasado. En la historia aparece Lucho Betancur Arrieta, un san Jacintero que se desplazó como el viejo Miguel a Barranquilla, buscando consuelo, paz y tranquilidad. De ochenta años, al morir hace dos meses, Betancur llevaba 60 en Barranquilla, donde organizaba parranditas al frente de su casa de la calle 74, aprovechando el parquecito del frente. Los domingos de carnaval eran para ellos. Al aire libre y sin cobrar más allá de la vaca para el sancocho de carne salada y la botella de trago, invitaban a Los gaiteros, a Andrés Landero y Adolfo Pacheco. Durante quince años el encuentro de colonias (pues llegaba gente provinciana de todo el viejo Bolívar Grande) fue como un San Jacinto en Barranquilla.   Cierta vez, para resguardar a las personalidades que llegaban al lugar, debido a que estaban matando a mucha gente en la región, se les ocurrió cercar la parranda y cobraron la entrada. Descubrieron que el negocio era bueno. Vinieron algunas diferencias por el reparto y porque a uno de los organizadores no le dejaron entrar gratis a la novia. La fiesta no solo se dividió en tres, sino que perdió la esencia sabanera, porque empezaron a invitar a vallenateros comerciales. El año pasado no vine a la fiesta de colonias del carnaval, pero empecé a hacer una crónica radial con la pregunta: ¿Qué se llevaría usted de la sabana al carnaval de Barranquilla? La repuesta fue impresionante. El ochenta por ciento de la expresiones del carnaval provienen del viejo Bolívar Grande: Los gaiteros de san Jacinto, Los Corraleros de Majagual, Totò La Momposina, Las farotas de Talaigua Nuevo, El compae Menejo, El Flecha, El Pachanga, La Banda Juvenil de Chochó, La 19 Marzo de Laguneta, Alfredo Gutiérrez, Lisando Meza, Rodrigo Rodríguez, el Compae Pello, El des compositor de San Jacinto,  Reynaldo Ruiz, entre muchos otros además de la gastronomía, la artesanía, la danza de los negritos y de los goleros,  con el porro y el fandango a la cabeza, entre otras expresiones son un arenal de alegría. Para narrar la historia nos acompañó Cachan, un personaje dicharachero creado por Carlo Barraza Alandete, que todo lo dice en  versos. La crónica ganó el Primer Premio de Periodismo Ernesto Mc Causland  Sojo  en el año dos mil trece. Para este año me le pequé  literalmente a Los Auténticos Gaiteros de San Jacinto, dirigidos por Pascual Castro Fernández y pude ver de cerca las peripecias que hacen y las cosas que padecen para llegar a los escenarios, pero a la vez percibir la alegría de verlos hacer bailar hasta las piedras, sin temor a la aventura como en aquel primer viaje en avión cuando a Juan Lara eso le pareció una “pendejadita”. ¡Ah,  mi querido profesor, aun no milito en ningún partido político, porque soy el ayombero eterno de los gaiteros de San Jacinto!. Barranquilla, Mayo 15 de dos mil catorce.      
2 months ago
Alfonso
ASÍ SE HIZO EL PREMIO MEJOR CRÓNICA DEL CARNAVAL...
      …Y llegaron los Gaiteros…   Así se hizo el premio Ernesto Mc Causland   Por Alfonso Hamburger   El jurado del premio de periodismo a la mejor crónica del carnaval de Barranquilla  decidió por unanimidad concederme el primer lugar Read more ... en la modalidad de internet, con el tema…Y llegaron los gaiteros, publicado por el portal  Las  2 Orillas… En mis cortas palabras de agradecimiento dije que el principio de la música era la gaita y que este no era un homenaje para mi primo Ernesto Mc Causland sino un homenaje que Mc Causland le sigue haciendo a la labor de contar historias musicales. Porque Ernesto vivía con pasión el periodismo y disfrutaba el día a día del carnaval, pero trabajando, echando el cuento, tomando fotografías.   Aun lo recuerdo, al primo, de dos metros de altura, sentado a mi lado, en la banca de la derecha de la segunda fila, en el Teatro Amira de la Rosa, donde  entregan el premio en su honor cada año.  Yo estaba sentado allí desde que Juan Gossain, que era el gran atractivo, empezó a hablar y a tomar whisky con el muchacho Brito. Mi primo llegó encandilado en la oscuridad, al tanteo, y se ubicó a mi lado sin reconocerme. Allí estuvo un largo rato, en actitud intelectual, con su cara demacrada y mirando la escena sin ninguna emoción. Me preocupó verlo tan indiferente y cadavérico, pero aun conservando el rictus de belleza cautivante, impactante en la altura, hasta tal punto que estuve a punto de abandonar el lugar sin que él se diera cuenta que era yo quien estaba a su lado. Al terminare la función se prendieron las luces. Le toqué la pierna derecha y se volteó con ese ademan suyo de jirafa elegante,  y me dijo, con aquella emotividad: -         ¡ Hola primo…! ¿Cómo está el Mc Causlita de  Sucre? Fue la última vez que nos vimos. Era Febrero de dos mil doce y él murió en noviembre. Algunos dijeron que yo era el más indicado para recibir su legado de la crónica y que por eso me decía así ( Mc Causlita), pero otros advirtieron que no tenían que compararme con nadie, pues cada quien tiene su estilo y mi estilo es el de la gaita, nada más. Él era un tipo universal. Yo aún sigo en el patio, de donde me pesa salir. Vivo en un hueco y allí me siento feliz. Y como la intención, esa noche del premio era contar como se había logrado esa instancia, me ubiqué cronológicamente en el veinticuatro de noviembre, día que en Santa Cruz de Lorica, celebran el natalicio de otro amante del carnaval, David Sánchez Juliao, en cuyo honor se convoca el Premio Nacional de literatura Manuel Zapata Olivella, que tuve la oportunidad de ganar hace un año con la novela Yolanda de Los Vientos. Para escribir unas palabras  de recibimiento busqué  y encontré como Manuel llegó al pueblecito de San Jacinto en busca de lo gaiteros por recomendación de Clemente Manuel Zabala, primer jefe de redacción del periódico El Universal de Cartagena. Estaban borrachos, con las manos embetunadas de barro, porque acababan de enterrar a un compadre. Toño Fernández, quien era el jefe de la tribu, fue un gran cantador de zafra.  Al día siguiente, del que ya han transcurrido más de sesenta años, estaban tomando avión para emprender la gira más larga que artista colombiano alguno haya realizado alrededor del mundo.  Lo más curioso del cuento es que los gaiteros jamás le tuvieron miedo a la aventura, ni a la distancia ni a los idiomas ni al enredado  hablado de los gringos. Cuenta Manuel Zapata Olivella, que Juan Lara, el gaitero mayor, a quien habían rescatado en Magangue, donde se dedicaba a empañetar casas, una vez entró al avión le echó una mirada de curiosidad y dijo: -         ¡ Jeff, pero yo pensé que esta pendejadita era más grande! Mi relación con los gaiteros de San Jacinto ha sido desde mi nacimiento. Cuando abrí los ojos lo primero que escuché fueron aquellas voces desgarradas y huracanadas de los hermanos Escobar, que en la vereda de Bajo Grande, convertían la fiesta en un maratón interminable. San Jacinto estaba a veintitrés kilómetros más arriba y Toño Fernández quiso integrarlos al grupo que se llevó Zapata Olivella, pero eran hombres que no se movían del monte. Solo salieron cuando llegó la violencia, a morir del olvido en San Jacinto. Hoy solo queda Avelino, casi rayando los cien años. Terminado mi bachillerato en 1979, no tenía muy claro lo que iba a estudiar, pero un viaje en 1980 a Sucre- Sucre, donde Gabo hizo cosas que yo también hice por primera vez pero que me reservo, me aclaró la decisión de matricularme en la carrera de Comunicación Social en Barranquilla, donde me presenté en febrero de 1981. Los 100 aspirantes a periodistas, aquella mañana entramos atropelladamente al primer salón, en el cuarto piso de la Universidad Autónoma del Caribe. El profesor que nos atendió para la inducción, tan joven como nosotros, estaba sentado como cualquier artista, sobre el espaldar de una silla, en actitud burlona. La  única pregunta para los cien primíparos anhelantes de conocimientos fue por qué queríamos ser periodistas, una carrera tan mala que cuando se moría uno había que recogerles para el cajón. Beatriz Naar, Jeannine Delgado Villa y Doris Bolívar querían ser como Gloria Valencia de Castaño. Miguel García y Fidel Castro fingían la voz de Edgar Perea. Jairo Olivera y Rogelio Consuegra amaban a Fabio Poveda. Yo amaba a Andrés Landero a Adolfo Pacheco y a los Gaiteros de San Jacinto. .. ¿ Y el Monito, el que está allá como escondiéndose por qué quiere estudiar periodismo? Pregunto el profesor. Yo quería que la tierra me tragara, pero di el frente y con honestidad o más bien con ingenuidad clarividente, respondí: -         Yo soy de un pueblo que ya no es un pueblo, sino un mito, que no tiene agua ni alcantarillado, donde se va la luz cada vez que el cielo lagrimea, de donde son unos gaiteros que le han dado varias vueltas a la bolita del mundo, pero que se están muriendo de hambre y de viejos. El profesor- Gilberto Marenco better, que así se llama- me interrumpió, ahora menos burlón, para preguntar: -         ¿Aja y tú que puede hacer? Le dije, muy tímido aun: “Yo puedo divulgar su historia, que se conozcan más” El profesor, tratando de arreglarse la melena hirsuta con la mano, se tiró del taburete y sentenció, aún más burlón: -         ¡Para eso no tienes que ser periodista, sino político! Lo Gaiteros de San Jacinto empezaron a  morirse en la década de los 80. Pedro Nolasco Mejía, Manuel Cerpa, Manuel Mendoza, Juan Lara y Toño Fernández fueron desfilando ante la ganchuda, todos casi en el abandono. A Juan Lara le hicieron una recolecta para una casa, pero el acto fue tan mal organizado, que lo doscientos mil pesos que dio el Gobierno, se gastaron en un baile de la sociedad en el Club de Leones, con el maestro Lucho Bermúdez. Un político, para remendar la maroma- pues su partido estaba quedando en ridículo- donó diez mil pesos, los que alcanzaron  para comprar la última casa del pueblo, en el barrio El lloradero. Allí fui a visitarlo varias veces con Raúl Gómez Alandete, el Lobo. No tenía hijo, mujer ni quien se condoliera del pobre viejo. Y como no tenía plata empezó a comerse la casa. El tendero de la equina, quien le mandaba para el diario, se pagó la cuenta al quedare con la casa. Había sido el mejor gaitero del mundo, quien deja una pieza sublime de la composición gaitera: la acabaciòn de Juan Lara, una especie de orgasmo múltiple, que parecía presagiar hasta donde iba a llegar. José Lara alcanzó a llevar su gracia  de monte hasta el dos mil dos, soltando el alegre para soplar la gaita hembra. Con él y Toño Fernández, que había muerto en 1988, parecía irse la gaita toda. En el Festival de Gaitas de Ovejas, donde empezó a mostrarse una gaita más briosa, afectada por la influencia del vallenato, los conjuntos tradicionales empezaron a ocupar los últimos puestos. Entre diez grupos, un año sucedió que eliminaron a las Diosas de la gaita (unas modelos sucreñas) y a Los Gaiteros de San Jacinto. La gaita que iba de carrera salía de las universidades. Ya no tenían callos en las manos, llevaban camisas sin cuello y areticos en las orejas. Todo aquello que Toño criticaba en sus versos (Las muchachas de hoy en día usan  y cintillo y peineta, la pollerita curtía…) empezó a relucir en los nuevos gaiteros. ¡Si él, que era purita y engreído, se levantara de su tumba, moriría otra vez de infarto! Alguna vez le presentaron a Roberto Calderón, el de Luna San Juanera y tras echarle una mirada y comprobar su baja estatura, le dijo: -         ¡Jeff, tu no eres ningún Calderón, eres apenas un Calderito! Para Toño lo más importante era la gaita. Algunos músicos podían tocar maricaditas como guitarra y piano, pero gaitero no eran. Yo escribía un libro incierto cuando Numas Armando Gil Olivera aparece con el proyecto  “Mochuelos Cantores de lo Monte de María la alta”, el cual desbaraté para que el filósofo entrara en defensa de los vencidos. La historia  habitualmente la escriben los vencedores y a los gaiteros había que ponerlos a vencer con su arte. Se suman voces como la de Julio Alandete desde del Sena, entre otras, como la Armada Nacional, que generan escuelas. Estaban sembrando en una tierra fértil y harinosa donde los vástagos se pegan aun parados sobre la pared del rancho. El San Jacintero nace con predisposición para el arte, especialmente para la música, pero el Coronel de la Armada se llevó un chasco: en Ovejas no quisieron inscribir al grupo de niños que llevó, aduciendo que en San Jacinto la gaita se había acabado con la muerte de Toño Fernández. Eso fue en dos mil cuatro, cuando la región se debatía en medio de la guerra del paramilitarismo y la guerrilla. En el dos mil siete los gaiteros ganan el premio Grammy Latino al mejor Álbum Folclórico de la Academia Lara, posteriormente un  Congo de Oro en el carnaval de Barranquilla. Y como si fuera poco Juan Chuchita Fernández Polo, sobrino de Toño, gana el Premio Nacional de Cultura en la modalidad de vida y obra el año pasado. En la historia aparece Lucho Betancur Arrieta, un san Jacintero que se desplazó como el viejo Miguel a Barranquilla, buscando consuelo, paz y tranquilidad. De ochenta años, al morir hace dos meses, Betancur llevaba 60 en Barranquilla, donde organizaba parranditas al frente de su casa de la calle 74, aprovechando el parquecito del frente. Los domingos de carnaval eran para ellos. Al aire libre y sin cobrar más allá de la vaca para el sancocho de carne salada y la botella de trago, invitaban a Los gaiteros, a Andrés Landero y Adolfo Pacheco. Durante quince años el encuentro de colonias (pues llegaba gente provinciana de todo el viejo Bolívar Grande) fue como un San Jacinto en Barranquilla.   Cierta vez, para resguardar a las personalidades que llegaban al lugar, debido a que estaban matando a mucha gente en la región, se les ocurrió cercar la parranda y cobraron la entrada. Descubrieron que el negocio era bueno. Vinieron algunas diferencias por el reparto y porque a uno de los organizadores no le dejaron entrar gratis a la novia. La fiesta no solo se dividió en tres, sino que perdió la esencia sabanera, porque empezaron a invitar a vallenateros comerciales. El año pasado no vine a la fiesta de colonias del carnaval, pero empecé a hacer una crónica radial con la pregunta: ¿Qué se llevaría usted de la sabana al carnaval de Barranquilla? La repuesta fue impresionante. El ochenta por ciento de la expresiones del carnaval provienen del viejo Bolívar Grande: Los gaiteros de san Jacinto, Los Corraleros de Majagual, Totò La Momposina, Las farotas de Talaigua Nuevo, El compae Menejo, El Flecha, El Pachanga, La Banda Juvenil de Chochó, La 19 Marzo de Laguneta, Alfredo Gutiérrez, Lisando Meza, Rodrigo Rodríguez, el Compae Pello, El des compositor de San Jacinto,  Reynaldo Ruiz, entre muchos otros además de la gastronomía, la artesanía, la danza de los negritos y de los goleros,  con el porro y el fandango a la cabeza, entre otras expresiones son un arenal de alegría. Para narrar la historia nos acompañó Cachan, un personaje dicharachero creado por Carlo Barraza Alandete, que todo lo dice en  versos. La crónica ganó el Primer Premio de Periodismo Ernesto Mc Causland  Sojo  en el año dos mil trece. Para este año me le pequé  literalmente a Los Auténticos Gaiteros de San Jacinto, dirigidos por Pascual Castro Fernández y pude ver de cerca las peripecias que hacen y las cosas que padecen para llegar a los escenarios, pero a la vez percibir la alegría de verlos hacer bailar hasta las piedras, sin temor a la aventura como en aquel primer viaje en avión cuando a Juan Lara eso le pareció una “pendejadita”. ¡Ah,  mi querido profesor, aun no milito en ningún partido político, porque soy el ayombero eterno de los gaiteros de San Jacinto!. Barranquilla, Mayo 15 de dos mil catorce.      
2 months ago
Danny Luto...
Morre pai do Apresentador Gilberto Barros em Bauru
www.jcnet.com.br
O professor Gilberto de Barros morreu neste domingo (25) aos 77 anos. Ele é filho do apresentador de televisão de  Gilberto de Barros Filho, 55 anos.
2 months ago
Rogerio kkkk heim Juliano Rosa, Rafael Gras, Raquel Schmidt, Guilherme Barros de Morais, Rogério LocadoraAlessandro Souza, Marco Minetto, Josiane Almeida, Gilberto Silva, Angelica Felipe Hassi
Santo Ângelo da Inspiração
Tamo aí né? — at Santo Angelo Rs.
Humor!!!
2 months ago
Maria natalia
Timeline Photos
Essa garota linda é maravilhosamente querida !!! @
2 months ago
Gilberto
Gilberto Barros está enviando Telha Vermelha grátis de Presente!
Gilberto Barros está enviando Telha Vermelha grátis de Presente para você. Aceite e envie outro em retribuição.
2 months ago
Papoite Nuno Barbosa Manuel Jose Moutinho Nuno BomMike M Mike Gilberto Barros Tiago Sousa Day Walker Final Próprio Uí Celso da Silva Shandy Myc Luis Ramos LRFábio Jacinto Ivandro de Pina Jair Ribeiro Erikson Neto Nenuco Pereira MoreiraFernandes Alex Samue Read more ... l 'Perazzo' FurtadoJoãoo Joaoo Danilo Costa Kally Quaresma Fabio Monteiro
André Gomes, the 15 million euros wonderboy // UEFA LEAGUE FINAL Benfica vs Sevilla
André Gomes, the 15 million euros wonderboy // UEFA LEAGUE FINAL Benfica vs Sevilla
2 months ago
Escandalos Gilberto Barros foi chamado atenção pela RedeTV! após aparecer com um visual diferente dos demais dias em seu programa. Na última semana, ele gravou o “Sábado Total” de camiseta e bermuda, e essa atitude não foi bem vista pela alta cúpula Read more ... do canal. De…
2 months ago
Gilberto
¡Gilberto tiene un Dragón barro nuevo!
¡Descubre esta impresionante criatura y crea tus p
2 months ago
Gilberto
Gilberto Barros está enviando Ovelha grátis de Presente!
Gilberto Barros está enviando Ovelha grátis de Presente para você. Aceite e envie outro em retribuição.
2 months ago
Bruno ja fui no balanço geral em spaulo em janeiro agora e asim que o ratinho saiu da recor e foi pro sbt eu passei no gilberto barros mas me largaram na mao peso uma ajuda tenho 23 ano mae e pai nao tao nem ai tenho poblemas de desmaio direto a convuns Read more ... ao e poblema de pele desde 1 ano de idade meus pais sao separado entao pograma do sbt gostariam se vcs pudesse me dar uma ajuda rede recor nao adianta vieram em minha casa filmaram fui no pograma mas nao deu certo entao quem puder me ajudar de algum pograma uns dois comado pra eu morar pago 360 de aluguel cato sucata vendo sorvete e entrego papel na rua pras loja mas ganho pouco nao da ne mas gostaria de conhecer o ratinho meu deus amem obrigado a todos celular 19 993725573 bruno interior de spaulo cidade aguai
2 months ago
Rosa Comunidade Evangélica Visão De Águia Cristiane Novaes Midian Tavares Rodrigo Nascimento Maria Geni Suzy Moreira Iran Iran Jose DA Silva Silva Josy Castilho Igor Santana Marcos Jhonata Marcos MarretaMarcia Dan Nicolas Leticia Gouveia Luciana Alves Read more ... Barros Bruno Souza Wallace Kened Allexia Vitória Hebert Ricardo Isabela Cristine Josemar Camillo Patricia Castilho Eliane Ananias Rogeria Ricardo Bianca Alves Alves Tatiana Lima Tatiana Soares Pablo Felipe Jurema Ricardo Priscila Correia Leonardo Matos Gilberto Gonçalves Filho Criciane De Souza Santos Michellen Araujo Kayo Costa Yorran
Timeline Photos
Vamos — with Apostolo Luiz Filgueira and 19 others
2 months ago
Kaike bom dia
2 months ago
Sergio Salve
Umbanda!!! Soldados de Aruanda...Semeando a sua Luz!!!!
Pretos Velhos e Pretas Velhas na Umbanda Por Carla
"A Umbanda é paz e amor, É um mundo cheio de luz, É a força que nos dá vida e a grandeza nos conduz..."
2 months ago
Previous page >>